DIV05

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Quinta División del Ejército Nacional -   Medios informativos -   Noticias -   La desmovilización: instrumento para la paz y arma efectiva contra el terrorismo

Fin barra de navegación de las migas


La desmovilización: instrumento para la paz y arma efectiva contra el terrorismo

12 de septiembre de 2008

La desmovilización individual de integrantes de los grupos terroristas ha sido un factor decisivo en la recuperación de la paz y la tranquilidad de los colombianos, y uno de los avances más destacados de la Política de Consolidación de la Seguridad Democrática. En total, desde el 7 de agosto de 2002, 16.694 personas han decidido tomar esta oportunidad que les da el Gobierno Nacional de reintegrarse a la sociedad para llevar una vida normal y productiva para el país.
Del total de desmovilizados 10.356 pertenecían a las Farc, que ha sido el grupo más golpeado al perder una parte significativa de sus integrantes con el 62 por ciento de todas las desmovilizaciones.

Le siguen las desaparecidas autodefensas ilegales con 3.682, lo que representa un 22 por ciento, el ELN con 2.199, es decir, 13,2 por ciento, y los llamados grupos disidentes con 457 que corresponden al 2,7 por ciento del total.

2.437 de los desmovilizados eran menores de edad al momento de entregarse, de los cuales 1.396 pertenecían a las Farc.

El perfil de los desmovilizados es cada vez más alto dentro de las organizaciones delincuenciales. Hoy por hoy se están desmovilizando personas con más de 5, 10 y hasta 20 años de permanencia en las filas de grupos criminales, muchos de ellos con mando.

La presión de las tropas, dificultades para conseguir alimentos y aprovisionamiento, el maltrato por parte de sus cabecillas, un alto grado de desmoralización y el deseo de iniciar una nueva vida son las razones que expresan quienes se acogen al Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado.

La desmovilización ha sido fundamental para que prácticamente hayan desaparecido cuadrillas enteras de los grupos terroristas, como por ejemplo el frente 47 de las Farc, el frente “Cacique Pipintá” de las autodefensas ilegales que no se acogió al proceso de paz con el Gobierno, el Ejercito Revolucionario del Pueblo ERP, el Ejercito Revolucionario Guevarista ERG, y el “Frente William Calvo” del EPL, entre otros.

Mayor seguridad para el país

La información suministrada por los desmovilizados ha fortalecido el trabajo de inteligencia de la Fuerza Pública y ha llevado a la incautación de gran cantidad de material de guerra, lo que significa una menor amenaza para la ciudadanía.

Desde el año 2003 se han recuperado 3.207 fusiles, 51 ametralladoras, 113 subametralladoras, 229 morteros, 86 lanzagranadas y lanzacohetes, 1.656 pistolas y revólveres, 7.820 granadas, más de dos millones de municiones, 98.9 toneladas de explosivos, 7.449 minas y más de 88 kilómetros de cordón detonante.

Esta información ha permitido además la destrucción de 535 campamentos de grupos terroristas, el rescate de 31 secuestrados, el decomiso de casi dos toneladas de cocaína y 8,9 de base de coca, la incautación de grandes cantidades de insumos químicos para producir alcaloides, y la recuperación de numerosos equipos de comunicación, vehículos e incluso una aeronave.

El apoyo que brindan los desmovilizados también constituye una valiosa herramienta contra la impunidad, al facilitar la judicialización de 487 cabecillas terroristas y capos del narcotráfico, así como de 3.764 delincuentes rasos.

Más de nueve desmovilizaciones diarias en 2008

En los primeros ocho meses de 2008 dejaron las armas 2.238 miembros de grupos terroristas, es decir un promedio de 9.2 desmovilizados al día o uno cada dos horas y media.

De ellos, 1.978 pertenecían a las Farc, 239 al ELN, y 21 a grupos disidentes. Según el género, 1.750 son hombres y 488 mujeres, al tiempo que 178 eran menores de edad en el momento de la desmovilización.

El 70 por ciento de los desmovilizados llevaba más de tres años en estas organizaciones, el 34,2 por ciento entre cinco y diez años, el 12,3 por ciento entre diez y quince años y el 2,7 por ciento más de 15 años.

Los frentes de las Farc más golpeados este año han sido el 16, que delinque en Vichada, el 32 en Putumayo, el 37 en Bolívar, el 39 en Vichada y Meta, el 47 en Antioquia y Caldas, y el 49 en Caquetá y Putumayo.

Las Farc han sido especialmente afectadas por la desmovilización ya que 253 de sus integrantes que dejaron las armas tenían mando, además, 18 eran ideólogos, 867 eran guerrilleros rasos, 82 eran especialistas y 758 pertenecían a milicias.
COMPARTIR

Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
ddhhdiv05@ejercito.mil.co

Numero de visitas: 73.415