DIV05

En Boyacá se construyen palabras, para labrar la paz

22 de septiembre de 2008

En un día caluroso como esos que se suelen sentir en Muzo o en Zulia, al occidente de Boyacá, un grupo de señoras entregadas a la pacificación y al diálogo, dieron todo de sí en arduas jornadas de capacitación frente al tema del diálogo como mecanismo para resolver conflictos.
Encabezado por el Comandante de la Quinta División, Brigadier General Jairo Antonio Herazo Marzola; se unieron a esta loable causa Monseñor Luis Felipe Sánchez, Obispo de Chiquinquirá y Presidente del Comité Pacificador del Occidente de Boyacá; junto con las doctoras Beatriz Berrocal y Teresa de Lemus.

Por espacio de seis días estuvieron “metidos en los socavones” que se dibujan en Muzo y Zulia, llevando toda su sabiduría frente a la resolución de disputas mediante la comunicación.

“La palabra construye o destruye”, son las palabras con las que el Comandante de la Quinta División describió este evento. “Es importante resaltar que el occidente de Boyacá fue una región que vivía en disputas por diversos temas, más cuando esta parte del departamento, es una región rica para la minería”, sostuvo el alto oficial.

Por su parte, la doctora Beatriz Berrocal argumentó que su trabajo es hacer que la gente tome conciencia y tome a la palabra como el arma fundamental para salir de inconvenientes. “Podemos hablar de un impacto de cultura hacia la paz y la reconciliación que hace parte de este importante proceso de pacificación del occidente de Boyacá”.

Este programa nació como iniciativa de empresarios de la región, como Víctor Carranza, quienes elevaron su voz hacia las instituciones legítimamente constituidas como el Ejército o el Obispado de Chiquinquirá para que fueran ellos, quienes intervinieran en esta parte del proceso de paz, que ya trasciende a los 18 años.

“Queremos que esta población, que está muy entusiasmada por la inclusión del programa en la zona, olvide el pasado de violencia que vivieron y reconozcan que éste es ahora, un escenario de paz”, sostuvo la doctora Beatriz.

Por su parte, Hollman Carranza, uno de los empresarios más representativos del sector minero en Occidente, argumentó que este programa fue grato para promover el proceso de paz. “Antes reinaba la violencia en este sector, y por cualquier motivo se creaban las rencillas, muchos viven armados y las balas no nos estaban llevando a nada bueno, entonces agradezco a las instituciones que aportaron para que esto sea una realidad”.

Entre tanto, Monseñor Luis Felipe Sánchez mencionó que este curso es motivo de celebración, toda vez que este curso de comunicación – no violencia se unen para construir la paz. “Fueron 18 años que han transcurrieron de forma violenta, pero la gente ha tomado conciencia y se han unido a sus instituciones… Estamos haciendo del occidente de Boyacá un remanso de paz”,
COMPARTIR

Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
ddhhdiv05@ejercito.mil.co